Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información

Aceptar
Llama gratis: 900 831 665 Pide cita

El blog del DR. EDUARDO GARCÍA CRUZ

Volver
04-04-2016
Autismo y sexualidad

Autismo y sexualidad

Autores: barnaclinic+
Tags: Sexología
El pasado sábado 02 de abril se celebró el día mundial del trastorno del espectro autista (TEA). Tal y como hacíamos hace unos días con el día mundial de la tuberculosis hoy os hablamos de autismo desde un punto de vista que concierne a nuestro campo de experiencia: la sexualidad.
Probablemente os choque leer un post sobre sexualidad y autismo, dado que la idea popular que se tiene de las personas con algún TEA suele ser de personas poco sociales. Con esta premisa se asume que su sexualidad se ve reducida.  A continuación intentaremos daros algunos datos sobre cómo es la sexualidad de las personas con autismo para cambiar vuestra opinión al respecto.
Un estudio reciente ha comparado a adolescentes de entre 16 y 20 años con y sin TEA en relación a sus conductas sexuales. éste muestra que la experiencia en masturbación y orgasmo es similar en ambos grupos. Eso sí, las relaciones en pareja son menores en el grupo con TEA.
Hay que asumir que las personas con algún TEA tienen unas necesidades sexuales convencionales, con deseos de intimidad sexual. No obstante, con más frecuencias pueden desarrollar conductas sexuales problemáticas derivadas de sus problemas para la comunicación e interacción.

"Las personas con algún TEA tienen unas necesidades sexuales convencionales, con deseos de intimidad sexual"

La educación sexual en estas personas es fundamental, como con cualquier adolescente. Se ha observado que las personas autistas presentan mayor riesgo de ser víctimas de acoso sexual (78% frente al 47 de la población general). Este porcentaje es mayor en los subgrupos con déficit de educación sexual.

"Las personas autistas presentan mayor riesgo de ser víctimas de acoso sexual"

Esta educación sexual debe proceder principalmente de los tutores legales y siempre atendiendo a las necesidades de cada etapa. Se deben responder las preguntas que el/la adolescente formule, siempre desde la honestidad, pero sin abrumar con exceso de información.  Otros entes pueden participar en la educación de la sexualidad de la persona con TEA, tanto profesionales de la educación, como sanitarios o psicólogo/as.
Hay que educar sobre lo que es adecuado y cuando lo es, sobre el respeto a la pareja, sobre la diversidad sexual y sobre la seguridad sexual. Es importante que la información provenga de una fuente personal, dado que los individuos con TEA suelen recurrir más a fuentes de información como Internet (no hace falta hablar de los peligros de la combinación "sexualidad, Internet y adolescencia").
Y sobretodo, hay que tratar la sexualidad y sus conductas con naturalidad. No debe reprimirse y, más importante aún, deben corregirse las alteraciones inapropiadas de la conducta sexual del mismo modo que se abordarían otras conductas no sexuales, con fines educativos y constructivos.
Esperamos que con este post nos hayamos deshecho de los tabúes que engloban los trastornos del espectro autismo y su sexualidad. Como siempre, las dudas que se tengan al respecto se pueden consultar con los profesionales correspondientes.
Autor
barnaclinic+

barnaclinic+

NEWS_NEWSLETTER_IMG_ALT