Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información

Aceptar
Llama gratis: 900 831 665 Pide cita

El blog del DR. EDUARDO GARCÍA CRUZ

Volver
11-01-2016

Flibanserina: Ella también necesita un empujón en su vida sexual

Autores: barnaclinic+
Tags: Urología femenina
Si en otros posts os hablábamos de cómo el síndrome de déficit de testosterona puede pasarle factura al deseo sexual masculino, hoy os hablamos de la otra cara de la moneda: la falta de deseo sexual femenino y su remedio gracias a un fármaco llamado flibanserina. El trastorno en el deseo sexual hipoactivo femenino se caracteriza por una disminución en el interés por el sexo y en las fantasías sexuales, provocando malestar en la paciente o dificultades interpersonales sin que esto presente otra causa que lo justifique (fármacos, problemas de pareja, etc.). Pese a la falta de estudios más completos, se estima que entre un 10 y un 20% de mujeres pueden padecer dicho trastorno. Hasta ahora, la mayoría de las mujeres que padecían tal problema se trataban con terapia psico-conductual. Recientemente aparece la flibanserina para mejorar el abordaje del problema.
El fármaco en cuestión fue diseñado como antidepresivo pero, durante los ensayos realizados con el mismo, se descubrió que tenía un efecto positivo relacionado con el deseo sexual femenino. La flibanserina ha sido el primer fármaco aprobado por la administración de medicamentos y alimentos americana (FDA), por este motivo, se ha ganado un desacertado apodo: la Viagra® femenina. Y decimos desacertado porque su mecanismo de acción no tiene nada que ver con lo que logra una erección masculina funcional. Así como el sildenafilo y sus compañeros de batalla actúan a nivel vascular, la flibanserina modula algunos neurotransmisores como la serotonina, la noradrenalina y la dopamina, presentando sus efectos a nivel del sistema nervioso central. Otra diferencia es que la flibanserina se debe tomar diariamente, antes de acostarse. El momento de su administración no es arbitrario, ya que uno de sus efectos secundarios es la hipotensión (de esto modo, se evitan posibles desvanecimientos). Otra característica controvertida del fármaco es que se desaconseja su mezcla con el consumo de alcohol (complejo al tratarse de un tratamiento prolongado y diario).
"La flibanserina aporta opciones al deseo sexual hipoactivo femenino, un problema que hasta ahora tenía poca solución más allá de la psicoterapia" Dr. Eduardo García Cruz
Sabemos que este fármaco no es la cura milagrosa y no funcionará en todos los casos, pero aporta opciones a un problema que hasta ahora tenía poca solución más allá de la psicoterapia.
Si algo esperamos de su comparación con Viagra® es que se investigue más profundamente en el campo y aparezcan otros compuestos que ensanchen el abanico terapéutico (como Cialis® o Levitra® hicieron tras la aparición de Viagra®). Posts relacionados:
Autor
barnaclinic+

barnaclinic+

NEWS_NEWSLETTER_IMG_ALT