Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información

Aceptar
Llama gratis: 900 831 665 Pide cita

El blog del DR. EDUARDO GARCÍA CRUZadminblog

Volver
25-11-2014

Masturbación, ¿es malo hacerlo exceso?

Autores: adminblog
Tags: Otras patologías
Seguro alguno de nuestros lectores habrá escuchado o leído algún mito sobre la masturbación en exceso, por ejemplo, ¿se seca la médula?, ¿creces menos?, ¿te salen pelos en la mano? o simplemente, ¡te vuelves loco! La masturbación es un proceso natural en la sexualidad de los humanos y su exceso puede estar asociado a alteraciones del sistema nervioso central o endocrinopatías, sin embargo afortunadamente éstas son muy poco frecuentes. Los hombres pueden tener consecuencias locales de la masturbación en exceso que son con frecuencia un tema de consulta a un urólogo. Es fundamental que cualquier lesión genital sea valorada por el especialista, ya que existe el riesgo de dar por alto una lesión de mayor relevancia clínica.
Entre las lesiones peneanas tras una masturbación excesiva están las lesiones del frenillo prepucial. El frenillo es la porción de piel que se encuentra justo debajo del meato y glande, que a veces puede ser muy corto y desgarrarse o sangrar durante una masturbación. En caso de sangrado, este suele ser muy llamativo dado que la arteria frenular pasa por este sitio anatómico. Una vez controlada la hemorragia por el urólogo en urgencias, el tratamiento definitivo será realizar una frenulectomia o frenuloplastia para evitar lesiones consecuentes. Por otra parte, el linfedema es un acumulo de líquido linfático en los tejidos. Tras una masturbación excesiva, el drenaje del líquido linfático se puede ver afectado y ocasionar una inflamación importante en la parte final del prepucio y glande. El tratamiento suele ser conservador con reposo y aplicación de presión local. El resto de lesiones cutáneas como cortes o abrasiones, se pueden controlar de forma conservadora con tratamiento tópicos y reposo. El tejido peneano tiene una gran capacidad de regeneración rápida. Sin embargo estas lesiones pueden llegar a tener un aspecto similar a la de una infección de transmisión sexual, por lo que nuevamente el urólogo deberá valorarlas de forma estricta. Existe un grupo de pacientes que tienen un riesgo de desarrollar lesiones con mayor gravedad o incluso riesgo vital. Tal es el caso de los diabéticos mal controlados o los pacientes con inmunosupresión (trasplantes, quimioterapia). Estos pacientes al tener su sistema inmunológico deprimido, tienen un mayor riesgo de que cualquier lesión pueda progresar rápidamente hacia una gangrena fulminante que requiera de ingreso y cirugía.
La masturbación en exceso puede tener consecuencias, que generalmente son locales. Es imprescindible una valoración urológica para descartar alteraciones neurológicas que lo predispongan o lesiones de mayor importancia clínica.
Posts relacionados
Autor
adminblog

adminblog