Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información

Aceptar
900 831 665 Pide cita
Volver
15-03-2019
Prostatitis: Estoy mejor que nunca pero… ahora sufro de la próstata

Prostatitis: Estoy mejor que nunca pero… ahora sufro de la próstata

Tags: Hiperplasia de próstata / Síntomas urinarios / Próstata
La próstata forma parte de los órganos reproductores del hombre. Tiene aproximadamente el tamaño de una nuez y rodea la uretra, el tubo ubicado justo debajo de la vejiga.   En los hombres menores de 50 años, el problema más común de la próstata es la prostatitis. La prostatitis es la inflamación o irritación de la próstata.  
Si usted tiene prostatitis, podría presentar uno o más de los siguientes síntomas.
 

SÍNTOMAS DE LA PROSTATITIS

    1. Ardor al orinar
    2. Ganas de orinar con más frecuencia
    3. Fiebre
    4. Cansancio
   
La inflamación de cualquier parte del cuerpo por lo general es una señal de que el cuerpo está combatiendo gérmenes o reparando una lesión. La prostatitis es frecuentemente causada por bacterias; debe acudir al médico para recibir el antibiótico adecuado y que el médico controle la evolución de la infección. Si no se encuentran otras causas, el médico podría determinar que usted tiene una afección llamada prostatitis no bacteriana, en ese caso el tratamiento no es antibiótico.   En los hombres mayores de 50 años, el problema más común de la próstata es el agrandamiento de la próstata, conocido como hiperplasia prostática benigna (HBP). Los hombres mayores también corren riesgo de desarrollar cáncer de próstata, pero esta enfermedad es mucho menos común que la HBP.   Si  ha comenzado a tener dificultad para orinar, esto puede deberse a un agrandamiento de la próstata. A medida que los hombres envejecen, la próstata sigue creciendo. Mientras ésta crece, oprime la uretra. Como la orina pasa de la vejiga a través de la uretra, la presión causada por la próstata agrandada podría afectar el control de la vejiga.
   
La HBP por sí sola no es una enfermedad grave, a menos que los síntomas sean tan molestos que no le permitan disfrutar la vida, pero puede llevar a problemas graves como: la infección de las vías urinarias o la retención aguda de orina. En ocasiones poco comunes y extremos, la HBP puede conducir a daño de los riñones.
 
Si necesitas un urólogo, puedes contactar conmigo aquí.