Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información

Aceptar
Llama gratis: 900 831 665 Pide cita

El blog del DR. EDUARDO GARCÍA CRUZ

Volver
04-04-2014
Síndrome de déficit de testosterona: una causa muy frecuente de disminución de líbido

Síndrome de déficit de testosterona: una causa muy frecuente de disminución de líbido

Autores: barnaclinic+
Tags: Disfunción eréctil / Urología / Andrología / Síndrome de Déficit de Testosterona
Tratamientos: Disfunción eréctil

La testosterona es la principal hormona sexual masculina. El síndrome de déficit de testosterona (SDT) es una enfermedad caracterizada por la presencia de síntomas y signos asociados a la disminución de esta hormona.

Se ha visto que la frecuencia del SDT es cada vez mayor entre los hombres de países del primer mundo. Aunque los resultados son variables entre los diferentes estudios, se puede asumir que lo padecen en torno al 6-12% entre hombres de 30 a 70 años.

¿Tengo líbido baja: puede ser por falta de testosterona?

La pérdida de líbido o deseo sexual es una disfunción sexual muy frecuente en los hombres. Una de las causas principales de disminución de líbido es el SDT. La testosterona es una hormona clave en el mantenimiento de la función sexual en los hombres por lo que síntomas más frecuentes del SDT son la disminución del deseo sexual y la disfunción eréctil.

Se sabe que los hombres con menor deseo sexual presentan valores de testosterona más bajos. Se ha demostrado además que los pacientes tratados con esta hormona presentan mejores puntuaciones en cuestionarios sobre deseo sexual, mayor frecuencia de relaciones sexuales y de erecciones nocturnas.

Así pues, en la evaluación inicial de cualquier paciente con disfunción eréctil o disminución de líbido se debería incluir una determinación de testosterona.

¿Qué otros síntomas pueden acompañar al SDT?

Dado que la testosterona desempeña funciones en múltiples órganos y sistemas del organismo, sus implicaciones clínicas son cada vez más importantes y se extienden más allá de la esfera sexual. Por este motivo, los síntomas del SDT pueden ser ampliamente variables. Dentro de éstos encontramos la pérdida de masa muscular (sarcopenia), la fatiga y disminución de fuerza, disminución de la densidad mineral ósea y osteoporosis, el aumento de masa grasa, mayor propensión a padecer síndrome metabólico, alteraciones cognitivas, la falta de energía, la pérdida de vello corporal o la presencia de sofocos.

¿Cómo se diagnostica el SDT?

Dado que ningún síntoma es específico del SDT, pudiendo estar presentes en pacientes con niveles normales de testosterona, para el diagnostico del síndrome de déficit de testosterona se requiere una confirmación de laboratorio mediante el análisis de los niveles en sangre.

¿Existe tratamiento para el SDT?

Dado que la obesidad y los estilos de vida no saludables como el sedentarismo y las dietas ricas en grasa se relacionan con una disminución de los niveles de testosterona, los cambios en estos estilos de vida son imprescindibles para un correcto manejo del SDT.
Aquellos hombres que a pesar de estas pautas sigan presentando síntomas asociados a bajos niveles de testosterona, pueden beneficiarse de la administración de esta hormona. Tras el inicio de la terapia sustitutiva, la mejoría de la líbido puede apreciarse a partir de las tres semanas, mientras que otros síntomas como la disfunción eréctil o la pérdida de masa muscular pueden tardar meses en mejorar.
Así pues, el síndrome de déficit de testosterona es una enfermedad muy frecuente en hombres cuyos síntomas principales son la pérdida de líbido y disfunción eréctil. Aún así, los hombres afectos, pueden tener otros síntomas que afecten su calidad de vida así como su salud global, por lo que cualquier hombre que presente falta de líbido debería consultar a un especialista para descartar la presencia de este síndrome.
Autor
barnaclinic+

barnaclinic+

NEWS_NEWSLETTER_IMG_ALT