Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información

Aceptar
900 831 665 Pide cita
Volver
26-08-2019
¿Soy eyaculador precoz?

¿Soy eyaculador precoz?

Tags: Eyaculación precoz
La eyaculación precoz (EP) es uno de los trastornos sexuales más frecuentes en el varón. La prevalencia de esta entidad es elevada, hasta un 30-40% de la población masculina refiere eyaculación precoz. Sin embargo, la definición y consecuentemente, prevalencia de esta entidad son controvertidas y siguen siendo motivo de debate hoy en día.    La mayoría de definiciones giran en torno a 3 conceptos:  

CARACTERÍSTICAS DE LA EYACULACIÓN PRECOZ

  1. Tiempo de latencia de eyaculación intravaginal (IELT), que es el tiempo desde el inicio de la penetración hasta la eyaculación. 
  2. Ausencia de control para retrasar la eyaculación 
  3. Consecuencias personales negativas 
    Los consensos actuales plantean que en la mayor parte de los hombres afectados el IELT no superan el minuto. Sin embargo,  en otras guías clínicas como las de la asociación americana de urología (AUA) y la asociación europea de urología (EUA), no se establece límite de tiempo, sino que se define como una eyaculación que aparece ante el mínimo estimulo y ocurre antes de lo deseado, provocando malestar o ansiedad al individuo.    Se puede complementar la historia clínica del paciente con algunos cuestionarios de gran relevancia para el diagnóstico y posterior seguimiento terapéutico.  En la EUA se recomiendan dos de ellos y en ambos casos se trata de cuestionarios breves y sencillos.    

– Premature ejaculation diagnostic tool (PEDT), es el más utilizado. Evalúa cinco ítems (control, frecuencia, estimulación mínima, angustia y problemas interpersonales) y se puntúan del 0 al 4. Un resultado total por encima de 11 nos orienta al diagnóstico de EP. 

– Arabic Index of Premature Ejaculation (AIPE). Evalúa siete ítems (el deseo sexual, las erecciones rígidas para lograr un coito suficiente, el tiempo hasta la eyaculación, el control, la satisfacción del paciente y la pareja, la ansiedad o la depresión) y se puntúan. El punto de corte está establecido en 30 para determinar si existe  o no EP.        En conclusión, para determinar la existencia o no de eyaculación precoz en un varón se evaluará el IELT autocalculado por el paciente, el control percibido sobre la eyaculación y la ansiedad intrapersonal que provoca. Actualmente disponemos de cuestionarios que resultan útiles y seguros para el diagnóstico.